Resumen

 

Antes de comenzar el review, dar las gracias a Cryorig por habernos cedido este producto para el análisis.

odisea

Hoy tenemos el placer de volver a analizar otro producto de Cryorig. En este caso presentamos el Cryorig H7, un disipador de tamaño  medio, que cuenta con unas dimensiones de 98 x 123 x 145 mm, que junto con un ventilador de 120 mm con control PWMproporcionan un flujo de aire de 49 CFM, a una velocidad de giro de 330-1600 RPM y un nivel sonoro de 10-25 dBA.

A continuación pueden ver las características principales del Cryorig H7:

 

Embalaje

 

El disipador Cryorig H7 viene en una caja de cartón cuadrada de tamaño medio, que solemos encontrar en la mayoría de disipadores por aire. Esta tiene un color base negro, con algunos detalles en azul. En su parte frontal podemos apreciar una imagen a tamaño completo del H7, así como logotipos, nombre y una pequeña descripción del mismo.

 

En la parte posterior de la caja podemos ver imágenes/esquemas donde se nos muestran las dimensiones del H7, con y sin ventiladores. Un poco más abajo encontramos una tabla detallada de todas las características técnicas de este disipador.

 

En la parte lateral izquierda encontramos en grande y en color negro sobre un fondo blanco el nombre del modelo “H7“.

En la parte lateral derecha nos dan información adicional como que su instalación no nos llevará más de cuatro minutos o que es perfectamente compatible con todo tipo de memorias, sean de alto o bajo perfil.

 

Una vez levantamos la primera solapa de la caja nos encontramos con una segunda, donde se nos muestra información sobre la garantía del Cryorig H7. Tras levantar esta segunda, vemos la parte superior del mismo.

 

Una vez abierta del todo, en los laterales, encontramos dos compartimentos, que contienen todos los accesorios necesarios para la correcta instalación del Cryorig H7.

 

En su interior encontramos un manual de instalación, un backplate compatible con AMD e Intel, según corresponda, tornillería, varios clips metálicos para instalar un segundo ventilador, pasta térmica y una tarjeta de registro que nos otorgaría 3 años de garantía.

Cryorig H7

 

Una vez con el Cryorig H7 completamente a la vista, vemos un disipador con bastantes detalles, y sobre todo con muy buenos acabados. Mezclando el color negro del ventilador y blanco de las aspas, con las aletas de aluminio de color plateado. Siguiendo la linea del resto de modelos, aseguramos que es un disipador compacto pero vistoso.

 

El Cryorig H7 tiene unas dimensiones de 98 x 123 x 145 mm, como comentábamos anteriormente, y un peso total de 711 gramos con ventilador y de 577 gramos sin él. Además cuenta con un ventilador de 120mm de baja sonoridad, 330 RPM como mínimo.

 

En la parte superior del disipador podemos apreciar los cortes “estéticos” que tienen las aletas de aluminio, así como las pulidas terminaciones de los heatpipes. Por otro lado vemos las iniciales CR de Cryorig.

 

Entre todas las aletas de aluminio pasan 3 heatpipes con un diámetro de 6 mm, que a su vez atraviesan el interior de la base del disipador, para así mejorar el rendimiento del H7.

La base del Cryorig H7 está construida en cobre puro, pero recubierta por una capa de níquel, al igual que su hermano mayor el R1 Universal.

En total este disipador cuenta con 40 aletas de aluminio, con un acabado de panal de abeja en su parte frontal y con un acabado simple en su parte trasera.

 

Sin el ventilador instalado podemos ver con mayor claridad el diseño delantero, trasero, frontal y superior del Cryorig H7.

 

En cuanto al ventilador, podemos decir que es de color negro, destacando sus aspas de color blanco. Este trae un modelo de 120 mm (120 x 120 x 25.4 mm) con control PWM, una velocidad de giro que va desde las 330 hasta las 1600 RPM, además ofrece un flujo de aire de 49 CFM máximo, una presión estática de 1.65 mm/H2O y una sonoridad de entre 10 y 25 dBA.

En la primera imagen podemos ver como en cada una de las cuatro esquinas del ventilador hay una goma, que se encuentra entre las aletas de aluminio, el ventilador y el clip, evitando sonidos y vibraciones.

Montaje e instalación

 

Vamos a instalar el Cryorig H7 sobre una placa base socket LGA1150, por lo que debemos preparar el backplate con los tornillos en la zona central.

 

En la parte frontal instalaremos unos anclajes de plástico a presión, que evitarán que los tornillos se nos muevan. Y finalmente desde la parte trasera atornillaremos el disipador hasta dejarlo completamente instalado.

 

Como se puede apreciar, hay espacio de sobra con memorias de perfil alto instaladas. El disipador tiene una altura media, pero viene perfectamente preparado para permitir el uso de todo tipo de memorias.

Banco de Pruebas y tests

 

Equipo de pruebas:

Procesador: Intel Core i7 4790K

Placa base: MSI Mpower SP

Memoria: G.Skill Ripjaws 4x4GB 2400 MHz

Disco duro: Kingston SSD Now V300 120 GB

Disipador: Cryorig H7

Para el test del Cryorig H7 estresaremos el procesador Intel Core i7 4790K, con los software Prime 95 y con el Intel Extreme Tuning Utility, ambos son muy utilizados para detectar fallos de hardware en equipos o para la medición de resultados tras overclock.

El ventilador del Cryorig H7 funcionará durante todo el test en modo PWM, es decir, se regulará automáticamente según la carga y temperatura de la CPU.

Las pruebas se realizan con el procesador sin modo turbo (4.0GHz), con modo turbo (4.4GHz) y con overclock (4.6GHz).

Para medir las temperaturas hemos utilizado los sensores internos con el AIDA 64 Extreme (v.5.00.3300) y con el Core Temp (v.1.0 RC6), la temperatura ambiente de la habitación en el momento de las pruebas es de 25,6 grados centígrados aproximadamente, marchándose la ola de calor.

Cada test se realiza durante unos 10 minutos y se repite tres o más veces.

Una vez aplicada la pasta térmica, dejamos el ordenador en reposo durante 24 horas para que se asiente y distribuya correctamente, transcurrido este tiempo comenzamos con los test mencionados arriba.

Los resultados obtenidos del Cryorig H7 son los siguientes:

En la gráfica podemos observar las temperaturas alcanzadas por el Cryorig H7 en las diferentes condiciones con los ventiladores en modo automático. Con una temperatura ambiente de 24.75ºC, llegamos a los 52,25 ºC bajo carga (4.0 GHz), a los 67,12 ºC bajo carga (4.4 GHz) con el modo turbo activado y a los 72,11 ºC bajo carga (4.6 GHz) realizando overclocking.

Pros y contras / Puntuación

Para resumir podemos decir que el Cryorig H7 es un magnífico disipador de gama media, andando muy cerca de su hermano mayor, el R1 Universal. El H7 desde  nuestro punto de vista es capaz de dejar atrás a muchos disipadores de similares características. El ventilador a una carga media/baja a penas se nota, pero si ya pasamos a una carga alta y el ventilador se lanza a las 1600RPM si que notaremos algo de ruido. En cuanto a estética/rendimiento el Cryorig H7 sigue la línea de todos los productos del catálogo de Cryorig, disipadores estéticamente atractivos y con rendimientos muy notables.

Podemos adquirir el Cryorig H7  por unos 26-32 € en tiendas online, una relación la calidad/eficiencia sobresaliente.

oro2

Cryorig H7

Cryorig H7
9.3

DISEÑO

9.6 /10

MATERIALES

9.2 /10

RENDIMIENTO

9.0 /10

PRECIO

9.5 /10

A favor

  • Magnífica estética
  • Rendimiento excelente
  • Opción de añadir un segundo ventilador
  • Precio muy competitivo
  • Optimizado para todo tipo de memorias ram

En contra

  • Ninguno a destacar